Género y Ambiente

UNA CONQUISTA HECHA CUERPO

El Congreso sancionó una ley por la que se luchó enormemente en nuestro país. Un camino difícil, de poderosos intereses que diseminaron los obstáculos de la desinformación para evitar que las mujeres y personas gestantes sean dueñxs de sus cuerpxs. Tenemos que decidir sobre ellos y los territorios que vivimos y construimos. Desde Florestanía, como espacio colectivo de comunicación, reflexión y acción, quisimos transmitir los sentimientos y voces de integrantes del equipo, entre quienes se encuentran también activistas y militantes de distintos colectivos territoriales.       – Deslizá hacia los costados con las flechitas verdes para leernos – Hoy nuestra lucha tuvo su fruto. Tras años de presentarse el proyecto de IVE y que sea cajoneado, hasta la sesión del año 2018 donde no se obtuvo mayoría de votos. Por fin hoy, podemos decir que nuestro clamor, nuestra marea verde logró sacudir y tambalear a la legislatura argentina. Por fin logramos hacer entender a quienes legislan que lo hacen en representación de un pueblo, pueblo compuesto en su mayoría por mujeres y cuerpos gestantes quienes fuimos invisibilizadas por este sistema por años. El costo de la ceguera y sordera del Estado fueron las vidas de miles de mujeres y cuerpos gestantes en abortos clandestinos. Porque lo que no deben quedar dudas que al estar decidida en interrumpir un embarazo por la causa que sea, lo hacemos a como dé lugar, porque entendemos que la maternidad será deseada o no será. Ayer estuve en la vigilia lejos de mis compañeras de agrupación. En una ciudad cuyo gobierno provincial se proclamó próvida, cuya traducción sería, ¨sabemos que hay niñas madres producto de una violación pero preferimos obviar ese pequeño gran detalle porque nos importa que tenga un baby shower y salvar esa vida a costas de destruir aún más la infancia de la niña, ya destruida por el abusador¨. Ante este panorama provincial, no vacile en buscar en las redes sociales compañeras de lucha, encontré el Colectivo de Mujeres de Corrientes quienes junto a la Campaña por el Aborto Legal Corrientes organizaron un pañuelazo en la plaza Cabral frente a la Catedral de la ciudad capitalina. Allí fui con una prima, luego nos encontramos con más y más mujeres y disidencias de distintas edades. Todas con la misma ansiedad y emoción vivimos una fiesta entre cantos, fotos, bailes, eso sí, muy bien custodiadas por la policía ¿casualidad? Luego fuimos al Patio Cultural de la Biblioteca Mariño donde la vigilia fue llena de color y alegría. Compartiendo con muchas pibas a quienes no conocía pero que esa noche fuimos compañeras unidas por una misma lucha. Aún estando lejos de Piedra Buena, más de 3 mil km, lejos de mis compas de lucha, sentí exactamente la misma emoción, adrenalina, piel de gallina, las charlas, las risas, en fin compartir. Este año a pesar del contexto la palabra que mayor peso y valor tuvo en mi vida es ¨Compartir¨, dar parte de lo que tiene una persona para que otra lo pueda disfrutar conjuntamente con ella. Esta lucha me enseño que compartir es lo más valioso que tenemos lxs seres humanos como seres sociales que somos. Compartir anoche con compas que hasta ese momento no conocía fue sororidad pura. Porque cuando se comparte una misma lucha, una misma visión, un mismo sentir se puede lograr un clima mágico. Esta Ley es nuestra, de cada una de las que fuimos militando, años más años menos, pero exigiendo en las calles donde se conquistan los derechos. No bajamos los abrazos y nuestra lucha siempre fue y seguirá siendo con alegría. Ahora se viene la marea naranja, ¡ya no nos para nadie! Silvia ComachiDe Luis Piedra Buena, Santa Cruz) desde Corrientes Nuestra lucha lleva siglos y hoy tenemos una batalla ganada. Lo sabe nuestra sangre, la tierra y nuestras ancestras, la injusticia la desigualdad y la violencia en la que nos obligan a vivir todos los dias. Esta vez, me tocó estar en Calafate, junto a guardianas del Río Santa Cruz Libre y con otres compañeres, nos encontramos en la plaza sobre la tierra de glaciares. La verdad que no importó la ubicación en la que estaba, porque todas como hermanas nos abrazamos fuerte ayer en todas las calles y en las casas, con la luna llena, en los bosques, la estepa y en los ríos… por teléfono y con barbijo, como nos acompañamos sororamente toda la vida. Todas latimos, lloramos, saltamos, reimos y gritamos en la misma marea, con el mismo anhelo y la misma urgencia, ayer y hoy hemos estado juntas, inmersas en la emoción y la lucha de exigir un derecho más en nuestra historia, El aborto es legal, seguro y gratuito en Argentina y eso me desborda, por las brujas, las madres, las que abortaron en absoluta desolación y oscuridad, por las pibas, las que fueron juzgadas injustamente, las que vienen y por las que murieron en la clandestinidad, hoy logramos torcer el brazo del patriarcado, nuestra historia cambia porque seremos madres por elección e hijes deseades, y eso va a cambiar la humanidad. Les abrazo a todas las personas gestantes con una felicidad y emoción irreproducibles, porque hoy, ya es ley! Sabrina PiconeEl Chaltén, Santa Cruz La marea es imparable. La aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo es el resultado de una lucha que tiene larga data, que han encabezado las mujeres en favor de nuestro derecho a decidir sobre nuestro cuerpo. Si bien es un paso enorme, aún queda camino por recorrer. Todavía los sectores antiderechos presionarán para volver atrás, pondrán obstáculos. Nuestra legislación ya contemplaba el aborto legal en casos de violación, y aún así el derecho que no estaba garantizado. Por eso, esto recién empieza. La aprobación de la Ley es el resultado de un movimiento creciente, que fue ocupando espacios, físicos y simbólicos, en la calle y en el discurso, hasta que fue imposible no escucharlo. La Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo es una conquista de las mujeres que gritamos: ¡Basta! Nuestros cuerpos nos pertenecen y hoy, con nuestros cuerpos, defendemos nuestros derechos. La marea es imparable. Es el presente y es el futuro. Yanina NemirovskyCiudad Autónoma de Buenos Aires Amanecer en un día histórico, una conquista hecha cuerpo. Hoy se materializa en Argentina la lucha histórica de ayer y de hoy de tantísimas mujeres y personas con la capacidad de gestar, bajo la forma de derecho ganado, de libertad para decidir sobre nuestros cuerpos, de igualdad de oportunidades para no morir. Desde hoy el aborto es legal, seguro y gratuito. Por fin. Aunque la lucha y la vigilia no terminan pues tendremos que acompañarla desde los territorios a lo largo y ancho del país, esta marea verde batalló fuerte, gestamos un marco de cuidado colectivo y lo parimos con esta ley que nos trajo aires renovados y la posibilidad de habitar nuestro futuro con horizontes al menos un poco más justos. Gracias a todas las luchadoras históricas y a las de hoy, a todos los colectivos, organizaciones, a cada una de las mujeres, hombres, niños y niñas. Finalmente a los senadores que escucharon y dieron dictamen positivo, a cada uno que apoyó este proyecto y se animó a re pensarnos desde nuevas posiciones y a habilitar cada una de las decisiones en libertad. Simplemente, gracias Desirée Marcos BergierDesde Villa Gesell, Provincia de Buenos Aires En Mendoza, la vigilia por la legalización del aborto se hizo en la plaza Independencia. Yo vivo en San Carlos, un pueblo que se ubica a 100 kilómetros de la capital, y por primera vez en mucho tiempo decidí quedarme en el pueblo. Estuve toda la tarde viendo el debate por el celular. Cuando empezaron los cierres, me escribió una piba que conocí por la lucha socioambiental y me invitó a terminar de ver la votación con ella y un par de pibas más. Me pasaron a buscar, a algunas las conocía a otras no, pero me abrazaron como si nos conociéramos de toda la vida. Me abrazaron porque eso nos enseñaron los feminismos, a que las pibas son compañeras no enemigas. Después del festejo nos quedamos un rato en silencio y una de ellas dijo “es increíble todo esto”. La miré, me quedé pensando. Pensé en que no me acuerdo cuando definí mi postura sobre la interrupción voluntario del embarazo. Creo que fue en 2015 cuando tenía 17 años. Tampoco sé cuándo empecé a reconocerme feminista. Lo que sí sé es que a partir de hoy no va a haber ni una muerta más por abortos clandestinos. Ninguna mujer más va a abortar en soledad. Porque a nosotras/es nadie nos regaló derechos, nosotras/es tuvimos que salir a conquistarlos. Porque a nosotras/es siempre nos cuesta el triple. Porque vamos por todo. Porque al silencio, al perejil y a la clandestinidad NO VOLVEMOS NUNCA MÁS. Hicimos historia, otra vez. Ludmila VidelaMilito el ecologismo popular con les pibes autoconvocades de San Carlos y el ecofeminismo con las Pibas del Agua Pura emoción, manija, ganas de abrazarnos, aunque sabemos que no podemos, igual pusimos el cuerpo – todo lo posible – y nos sabemos juntas. Al fin, es ley! Todavía se nos caen las lágrimas. Ahí estuvimos con les amigues, entre sudestadas y calorazos, en ese “refugio” de la calle Paraná que nos salvaba del vendaval cuando arreciaba, tanto como la muchedumbre que daba calor cuando se necesitaba y ánimos cuando los nervios nos superaban. Es ley!! Este año fue jodido, pero también estuvo rebalsado de amistad, si algo quedó bien claro fue eso, que nuestras redes sororas de amigues que están, incluso en la distancia pero con quienes podés contar, que te cuidan, que están en zoom, whatsapp, en la bicicleteada, en el parque, en tuiter… las redes de cuidado sostiene al mundo. El agradecimiento eterno a ellxs. Y un año además bien verde, verde abortero y ecofeminista, con la fuerza y la ternura que necesitamos para reverdecer este planeta, porque así se defiende la vida, o no? (re)Creando un mundo digno para todes lxs seres vivos, respetando la autonomía y libertad y destruyendo para siempre esa sensibilidad patriarcal-capitalista que convierte cuerpas y territorios en cosas-disponibles. El aborto es un paso más hacia ese mundo que queremos, más justo, solidario y pleno, donde fluyan todxs lxs devenires enredadxs en su perpetua interdepencia, vivas y libres nos queremos! Laura BorsellinoCABA Verdadera conquista de derechos. Este logro tangible, fruto de años de organización y lucha, es una deuda del Estado para con las mujeres y cuerpos gestantes que vienen poniendo el cuerpo desde aquellos tiempos en que la red feminista estaba todavía dormida. Para todas las que no están hoy para contarlo y celebrarlo con nosotras, para todas las que tuvieron que pasar por esa experiencia de mierda y encima bancarse el juicio ajeno, todas las que, “simplemente”, eligieron ocultarlo -como si el silencio fuera a aligerar algo. A las Socorristas, poderosas mujeres acompañantes, que vienen cargando con un laburo impagable. Para las que vendrán… Resulta hermoso vivir y ser parte de esta marea verde de compañeras haciendo historia. Con la emoción a flor de piel y las lágrimas en los ojos, nos adivinamos la sonrisa por debajo del barbijo, nos debemos ese abrazo con fuerza y nos festejamos a viva voz porque lo logramos: ES LEY. Sofía NemenmannCABA La vigilia me encontró en mi ciudad: Mar del Plata. Por la tarde estuve en la plaza. A las 04:12, en mi casa, con los mensajes de wassap de mis amigas, la tele prendida, la emoción invadiendome, todavía medio dormida sin caer del todo (aun no caigo), me enteré que el aborto es ley. Ya no más “será ley”, ya no más una expresión de deseo, ahora “es ley”, es una realidad. Forjamos y conquistamos una ley al calor de más de 15 años de lucha compañeres. Se me vienen tantas cosas a la cabeza: las marchas, los debates, las vigilias, los pañuelazos, los rituales feministas, las clases, mis alumnxs, las personas que se acercaron con preguntas y pidiendo ayuda, mis amigas y el

Leer más »

EL RÍO SOMOS TODAS

Ecofeminismo, maldesarrollo, racismo ambiental y zonas de sacrificio. La lucha de las mujeres por el saneamiento del Riachuelo. Maristella Svampa y Marta Maffei dieron una charla en la Universidad de Moreno con la presentación del documental “Mujeres del Río” de Soledad Fernández Bouzo.

Leer más »