TRASH: EL CAMINO DE LA BASURA

Un documental que no habla de basurales ni de basura, sino de un circuito que no queremos ver pero del que somos parte.

Hoy se estrena el primer documental interactivo sobre el camino de la basura producido en Argentina y dirigido por la periodista Agustina Grasso. Algo que arrancó con una idea hace 8 años, se convirtió en una obsesión hasta que maduró en un documental. Un documental que no habla de basurales ni de basura, sino de un circuito que no queremos ver pero del que somos parte.

¿Qué te llevó a investigar sobre la basura?

Quería saber qué pasaba en González Catán, partido de zona oeste del gran Buenos Aires, se decía que la gente sufría por la contaminación generada por la basura. Empecé a ir en el verano del 2012, ese momento siempre me sonó a la película Erin Brockovich porque iba y los vecinos me decían “sí, yo tengo cáncer, yo tengo lupus, yo tengo púrpura, yo tengo distintas enfermedades todas producto de la (contaminación de la) basura” y me armaba listados de personas a las que podía entrevistar. 

Había ido con la idea de hacer una nota, una crónica, pero cuando tomé dimensión de la magnitud del problema me di cuenta que no alcanzaba con una nota. Luego siguió la vida, no estuve los 8 años reporteando el tema, pero siempre volvía porque cuando empiezo a entender un poco más veo que en realidad esa zona es lo que el ecofeminismo llama zonas de sacrificio porque es la que paga las consecuencias. Lo que pasa en González Catán es una representación de lo que pasa con la basura en distintos lugares, ahí no solo hay rellenos sanitarios del CEAMSE también basurales a cielo abierto, cementerios de autos, un montón de focos contaminantes.

¿Por qué te interesaste en el basural de González Catán y no en otro?

Soy del (conurbano) Oeste y no era difícil acceder. Lo que tiene también es que es uno de los más viejos que hay, no como el CEAMSE de Campo de Mayo, por ejemplo, que además es el que cuenta con la mejor tecnología del país. Con los vecinos de Catán también llegué a ese después porque se pusieron a investigar. Comencé a ir a clases que dan los mismos vecinos en escuelitas para capacitar a toda la gente de la zona sobre qué pasa con los residuos y también entender qué consecuencias tiene en la salud si no están bien tratados y gestionados. Ahí tomé noción de que era de tal magnitud lo que ocurría que no me podía quedar en una escuela con diez personas sabiendo esto. Sentí la necesidad de que se genere conciencia de lo que realmente estamos haciendo. En ese camino de tomar conciencia fui estructurando un camino de la basura y finalmente lo de González Catán se transformó en un capítulo porque todo arranca mucho antes, cuando comprás, el paquete de lo que sea que compres, inmediatamente se transforma en basura. No somos conscientes de que compramos basura, ¿pero dónde se origina esa basura? yo pensé que iba al origen yendo a este basural, pero en realidad es otro. Ese camino es el que trato de mostrar en el documental que se termina dividiendo en 5 capítulos: el primero es el de la generación, el segundo es el de relleno, el tercero es el de las zonas de sacrificio, el cuarto es de cooperativas y reciclados y el quinto es de compostaje y de pensar soluciones más grandes a nivel sistema y leyes que acompañen un poco algunas soluciones y planteos.

¿Decidiste encarar el formato documental cuando viste que esto era algo más grande de lo que esperabas?

Primero pensé en hacer un libro pero yo quería algo en lo que la gente se involucre más. Hace unos años se me ocurrió hacer un transmedia pero me pareció imposible de armar y este año ni bien empezó la cuarentena agarré todo lo que tenía y dije, ya está. Comencé a comentar la idea con amigues como Jésica Conde que es de Uruguay, le cuento lo que quería hacer  me dice que se podía hacer tranquilamente. Mi objetivo era hacer un documental donde la gente elija qué capítulo quiere ver, ya tenía el guión armado pero para un libro, así que los traslado al formato audiovisual.  Así surgió: con camarógrafos, droneros, diseñadores y con Jésica (Conde) como programadora. 

Lo grabo en octubre, sumado a otras grabaciones que tenía de años atrás porque siempre estaba registrando en distintos formatos ya que nunca sabía que podía pasar con esto. Lo llevamos al formato transmedia con los chicos de Somos Buké con todo el material que teníamos. 

¿Quién o quiénes te gustaría que vieran tu documental?

La intención es llegarle a un público más amplio, a esa generación que toma posición y sale a la calle como lo vemos con Jóvenes x el clima. Estoy un poco fogoneada por ser una generación un poco puente, yo soy millenial, para llegar a otros públicos con estos temas. Soy periodista gráfica y a lo sumo lo que hacía antes de esto eran stories de Instagram, pero quería hacer algo que entremezcle lenguajes: el audiovisual, el de redes sociales y el de la gráfica. Como es interactivo está pensado para gente que tenga acceso a dispositivos móviles que domine ese lenguaje. 

¿Cuándo arranca el camino de la basura?

Hay un montón de cosas súper graves que no sabemos, la cantidad de agua que se necesita para hacer un jean, la contaminación que generan las curtiembres en La Rioja por ejemplo. Yo quise ir al basural, pero ¿cuándo arranca el camino de la basura para vos? arranca cuando sacás la bolsa de basura a la puerta de tu casa. Lo que yo te planteo es bueno, no, pará, arranca cuando estás comprando. El camino del jean no es cuando lo compro en el local, se habla mucho de las fábricas textiles clandestinas, pero de la contaminación que genera ¿cuánto sabemos? la rueda es infinita y la basura es una arista más.

Si te ponés a pensar en serio todo tiene que ver con el sistema de producción: ¿realmente necesitás eso que estás comprando, de verdad tiene que tener todo ese packaging? Son millonadas de plástico: cada minuto se compran un millón de botellas de plástico y al año se usan 500 mil millones de bolsas de plástico, son datos de la ONU. Hay islas de plástico en el océano, no tiene razón de ser.

¿Te encontraste con alternativas posibles durante esta investigación?

Pareciera que hay soluciones mágicas pero las soluciones también tienen que ser analizadas, queremos que desaparezca abajo de la alfombra sin hacernos cargo de que la generamos. La idea no es tampoco seguir fomentando el nivel de consumo que tenemos pero con reciclado, hay que tener cuidado porque cuando hablamos del tema de las soluciones hay que ir con gafas ecologistas. Por ejemplo me quemes basura cuando lo que más se quema son cartones y papeles habla de que no estás incluyendo en ese sistema de “solución de la basura” los efectos ambientales que tiene y además estás dejando a cartoneros y cartoneras de lado. 

¿Qué sigue después de Trash? 

Una parte importante del documental es lanzar una campaña de crowdfunding para seguir haciendo proyectos parecidos, recorrer distintas aristas del consumo: alimentación, ropa, minería. Poder hablar de distintos temas en un formato similar. La verdad es cuando te metés en temas que atacan al sistema capitalista es muy difícil conseguir financiamiento. Quizás no charlamos mucho de legislaciones que acompañen al sector civil en estos temas y eso se ve reflejado también en la posibilidad de conseguir financiamiento. Por un lado es difícil conseguir fondos del Estado cuando estás criticándolo y por otro también es difícil desde el sector privado que es el que mayor responsabilidad tiene. Cuando te ponés a pensar sobre el sistema el mismo sistema te dice “no, ¿cómo pará? no puedo parar, ¿qué me estás pidiendo?”

El estreno del documental «TRASH: El camino de la basura» se hará  el sábado 5 de diciembre a las 12 del mediodía en pantalla gigante, en el marco del desarrollo del Mercado agroecológico del Oeste, que funciona dentro del Auditorio Oeste (Av. Rivadavia 17230, Haedo). El encuentro se desarrollará con el protocolo sanitario correspondiente y la entrada será libre y gratuita para todxs. También se podrá ver en vivo desde el canal de YouTube de Escritura Crónica

Un espacio colectivo de difusión, reflexión y debate.

¡Compartí!

Facebook
Twitter
WhatsApp
Reddit
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *